Carta a una hincha chilena

En medio de los memes que pulverizan el orgullo chileno, tras quedar fuera de Rusia 2018, un peruano le escribe en serio a una fanática de ‘La Roja’, y le pide, en días en los que el país sureño es el apestado del vecindario, que hinche por la selección peruana en el repechaje ante Nueva Zelanda. ¿Viviremos para ver algo así?

Querida lectora chilena:

Espero que la desolación por no ir al Mundial se vaya disipando. Poco a poco. Sin prisas. No puedo decir que es lo mejor que le podría haber pasado a tu selección, por supuesto. No te voy a mentir descaradamente. Sin embargo, a semejanza de lo que le ha pasado a Estados Unidos y Holanda, acaso esta eliminación sea un punto de inflexión para renovar al equipo y poder, así, arreglar ciertos problemas encubiertos por los recientes títulos internacionales y exitosas campañas mundialistas.

Pero el motivo de esta carta no es dar consejos sobre cómo remodelar el fútbol chileno ni cómo reorganizar la base de ‘La Roja’ sudamericana ni quién debe reemplazar a Juan Antonio Pizzi. Te escribo para pedirte un favor y para darte unas sugerencias de cara al futuro inmediato.

El favor: apoya a nuestra selección para que llegue al Mundial. Lo sé. Tal solicitud parece absurda en medio de este continuo bombardeo sobre cuál es el mejor pisco, dónde están nuestros límites marítimos, y a quién le pertenecen los picarones y la chirimoya.

No obstante, te pido que apoyes a Perú contra Nueva Zelanda.

Sé que me reí con el meme de tu selección mirando un televisor y en el primer plano el “Chi Chi Chi LED LED LED”, y que compartí el mapa de “Bolivia ya tiene acceso al mar. Mira el mar de lágrimas que es Chile”. Pero eso no es nada comparado con el ‘anti-chilenismo’ que algunos de mis compatriotas han mostrado a través de las redes sociales. Te pido disculpas por tanto odio y tanta saña.

ALEXANDRE SCHNEIDER/GETTY IMAGES

Fútbol y política van de la mano, por lo que no es extraño que el deporte rey exacerbe el nacionalismo en un continente en el que se vive con tanta pasión. No obstante, lograr un cupo para el repechaje no es una doble victoria porque se lo arrebatamos a tu país. Esa es una visión estrechísima. El cupo para el repechaje es una victoria extraordinaria porque la escuadra de Ricardo Gareca ha derrotado a otros rivales en algunos casos incluso mejor que nosotros, pero, sobre todo, ha derrotado a nuestro propio fatalismo. Nos queda por delante derrotar nuestros propios prejuicios y fobias contra el Otro.

Apoya a Perú el próximo mes. La mayoría de chilenos que conozco son personas respetuosas, educadas, y que saben reconocer las maravillas de mi país. Estoy seguro de que tú también perteneces a este grupo.

Mis amigos chilenos y yo hemos tenido alguna competencia por la corona de mejor pisco sour, sí, pero también hemos compartido bonitos momentos de manera civilizada y con alguno de ellos me he sentado por horas a conversar sobre el contraste entre la Chile de Sampaoli y la de Pizzi, el valor de tener jugadores con garra como Paolo Guerrero o Arturo Vidal (aunque sus vicios y carácter díscolo le han pasado factura), la actual cohesión y unidad de Perú como equipo sin grandes estrellas mundiales, y el miedo que infunde alguien como Gary Medel (¡qué pareja de centrales tiene ahora el Besiktas con el ‘Pitbull’ y el portugués Pepe!). Siempre con respeto y admiración mutua.

Sé que eres una persona sensata y que tienes un amor por el fútbol más fuerte que el chauvinismo barato de cierta prensa, ciertos políticos y ciertos ‘machos’ latinoamericanos cuyo corazón solo alberga sentimientos negativos como el prejuicio, la xenofobia y el Schadenfreude.

No te pido olvidar la complicada historia política y futbolística de nuestra rivalidad. No te planteo una quimera de fraternidad latinoamericana. Eso no se logra de la noche a la mañana, pero este puede ser un primer pasito: te pido que en noviembre, por 180 minutos, dejes de lado nuestra rivalidad y le des a mi generación ese último empujoncito que nos falta para ver cumplido nuestro sueño: que Perú participe en un Mundial.

GUSTAVO SEGOVIA/AFP/GETTY IMAGES

Te escribo a ti, lectora y chilena amante del fútbol. Aunque Sudamérica quiera empeñarse en que el deporte rey sea una cuestión solamente de ‘machos’, veo con entusiasmo que, en este rincón del continente, la pasión por la pelota se esparce lentamente pero sin pausa entre el género femenino.

Ahora bien, asumo que quieres disfrutar del Mundial y que, en estos momentos, te encuentras en la encrucijada de a quién apoyar. Desde mi experiencia (a mis 32 años, siempre he apoyado a selecciones que no eran la mía en cada cita mundial), quiero darte algunos tips. Espero que te sean de utilidad.

1. El primer instinto es apostar por la solidaridad sudamericana:

En mi infancia estuve fascinado por el jogo bonito brasileño. ¿Cómo no recordar a la canarinha de Bebeto, Romario, Branco y, hay que decirlo, Dunga, en esa Copa Mundial en suelo estadounidense y que se llevaron en una dramática tanda de penales? Fue el primer torneo internacional del cual tengo un recuerdo cabal y, en vista de que ya en esa época admiraba al FC Barcelona, seguí apostando por Brasil como mi selección favorita. (Hasta el último Mundial, en el que seguí a Argentina por mi admiración hacia Lionel Messi, pero esa es otra historia que no viene al caso en este momento).

Entiendo, no obstante, que no quieras ver los partidos de la selección que te eliminó (aunque quizás deberías; Brasil tiene un equipazo y Neymar podría aspirar al Balón de Oro del próximo año si se corona en Rusia), pero veo igual de difícil que apoyes a Uruguay, Argentina, Colombia e, incluso, Perú si nos clasificamos. Por ello, seamos realistas y centrémonos en algunas opciones europeas…

2. La máquina de Joachim Löw

Todas las casas de apuestas más renombradas del mundo (bet365, skybet, William Hill, bwin, por poner solo unos ejemplos) tienen un claro favorito para levantar el trofeo en el estadio de Luzhniki el próximo 15 de julio: el cuadro alemán. La escuadra dirigida por Joachim Löw es una máquina con un impecable engranaje. No cedió ni un solo punto en las eliminatorias, y terminó su participación con una diferencia de goles de +39.

Veteranos como Thomas Müller y Manuel Neuer, así como jóvenes promesas de la talla de Leon Goretska y Leroy Sané tienen el desafío de romper una maldición: ningún campeón de la Copa Confederaciones levantó la Copa del Mundo al año siguiente. Hace unos meses, Alemania se la llevó tras vencer justamente a tu país por 1-0 así que, maldiciones de por medio, no debería llevarse el título a Berlín en julio próximo. Pero quién sabe.

3. La otra Roja

Después de proclamarse campeona mundial por primera vez en su historia en 2010, España salió por la puerta de atrás y de forma bochornosa en la Copa de Brasil cuatro años después. Seguro guardas un maravilloso recuerdo de los goles de Vargas y Aránguiz en ese 2-0 que le infligieron al equipo entonces dirigido por Vicente del Bosque.

‘La Roja’, sin embargo, ha sabido regenerarse y pasó por encima de Italia en las eliminatorias europeas. De la mano de Julián Lopetegui como técnico e Isco como jugador bandera, los españoles apuntan a ser candidatos para sumar una segunda estrella de campeona mundial a su camiseta.

FRANCOIS NEL/GETTY IMAGES

4. Los vigentes campeones europeos

La Seleção Lusa consiguió su primer título internacional el año pasado, cuando ganó la última Eurocopa en un luchado partido contra los anfitriones franceses. Ahora, los portugueses quieren imitar a sus vecinos peninsulares y añadir una Copa del Mundo a sus vitrinas (recuerda que entre 2008 y 2012, España encadenó dos Eurocopas seguidas más su primer mundial en Sudáfrica).

Además, si eres de las personas que piensa que Cristiano Ronaldo es mejor que Messi, Portugal es una seria opción para ti. A diferencia del argentino, el portugués del Real Madrid ya ganó un título internacional mayor con su selección. Conseguir el Mundial tras la Eurocopa puede valerle votos para un nuevo Balón de Oro y distanciarse así del astro del Barcelona en su particular carrera por ser considerado el mejor de la historia.

5. La opción hipster: Bélgica

Si te suena el nombre de Romelu Lukaku, seguro estarás enterada de que Bélgica tiene una generación dorada a la que solamente le falta un título para consagrarse. Nombres como Thibaut Courtois, Jan Vertonghen, Kevin De Bruyne y Eden Hazard han aprendido y crecido muchísimo en la Premier League y si a ellos les sumamos otros grandes jugadores como Yannick Carrasco (Atlético de Madrid), Youri Tielemans (Mónaco) y Dries Mertens (Nápoles), Bélgica puede permitirse soñar con ser el ‘tapado’ en Rusia.

Dirigidos por Roberto Martínez, un enfermo del fútbol a lo Pep Guardiola que aprendió mucho gracias a su experiencia dirigiendo en Inglaterra, los ‘Diablos Rojos’ serán cabeza de serie por segundo mundial consecutivo.

6. Precisamente, hablando de Inglaterra… ¿por qué no?

Es muy probable que sigas la Premier League gracias a Alexis Sánchez. No me sorprendería si fuiste una de las pocas personas que estabas dispuesta a ir a la marcha para que ‘El Niño Maravilla’ dejase el Arsenal convocada en febrero. Por ello, piénsalo.

Inglaterra, la cuna del fútbol moderno, estará en el segundo bombo del sorteo de grupos así que tendrá que enfrentarse a Neymar o Messi o Alemania o, quién sabe, la anfitriona. Un partidazo en plena fase de grupos. En todo caso, después de cómo fue eliminada de la última Eurocopa, este mundial es su oportunidad para redimirse.

7. Las tramas secundarias a seguir:

Estas selecciones tienen pocas (seamos sinceros, nulas) posibilidades de llevarse el Mundial. Sin embargo, sus historias son fascinantes y, por ello, merecen tu atención durante el torneo.

En primer lugar, si te emocionaron las hakas islandesas en la más reciente Eurocopa, las verás nuevamente en Rusia. Con sus 332,000 habitantes, el país europeo se ha convertido en la nación más pequeña en términos de población en clasificarse para una Copa del Mundo.

Por otro lado, podrías seguir el retorno del rey africano. Egipto, subcampeón de la última Copa Africana de Naciones y campeón en siete ediciones, vuelve al más importante torneo de fútbol después de 28 años.

CRIS BOURONCLE/AFP/GETTY IMAGES

Por último, no sin controversia (mira el primer ‘gol’ de su partido de eliminatorias contra Costa Rica), Panamá consiguió arrebatarle un cupo a Estados Unidos y también será primeriza en un mundial. El Presidente del país centroamericano declaró día feriado tras lograr la clasificación así que entenderás que es un hito histórico para la Marea Roja.

Disculpa si consideras esta carta una impertinencia. No es tal mi intención. Y bueno, ya que has llegado hasta aquí, termino con un ¡arriba Perú! y un ¡vamos Chile! en un mismo renglón.

Un abrazo sudamericano,

Jesús

Artículo anterior
Tackle al mito masculino
Artículo siguiente
Los anónimos de la Selección

Sin comentarios

Déjanos tu sudor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Carta a una hincha chilena