Campeones sin rostro: el registro desconocido de los 901 “Laureles deportivos”

Se lee en 16 mins.
Así como no hay sociedad sin memoria, tampoco hay deporte sin memoria. Ante el descuido del Instituto Peruano del Deporte, que deshabilitó el registro online de todos los deportistas condecorados desde 1952 hasta la fecha, Sudor accedió a la lista oficial de la élite del deporte peruano. Algunos han alcanzado la inmortalidad. Otros son apenas un nombre en la fachada del Estadio Nacional. Como parte de la primera entrega de la serie periodística #PerúCampeón, aquí su legado y por qué no hay que olvidarlos.

Mulanovich, Horna, Malpartida, Chumpitaz, Noeding son solo algunos de los apellidos más memorables del Perú. Sinónimos de gloria y prestigio. El summum del deporte nacional. Así como ellos, un puñado de deportistas habita en la memoria colectiva del Perú. No requieren más presentación: fueron campeones en sus respectivas disciplinas deportivas y con todo derecho acabaron inmortalizados en la fachada del Estadio Nacional entre ramas de laurel como héroes de nuestros tiempos.

Todos ellos recibieron los “Laureles deportivos”, la máxima condecoración que el país entrega a sus campeones. Pero la historia gloriosa del deporte peruano ha sido escrita por muchos otros apellidos. Muchos más. Algunos menos mediáticos, incluso ignorados por la mayoría, y hasta olvidados. ¿En qué muro reposan los laureles deportivos de esos campeones empolvados por el paso de los años? ¿Dónde un ciudadano curioso podría indagar sobre sus gestas?

Bajo esta premisa, aquí se presenta el registro oficial de todos los peruanos que alguna vez fueron condecorados con los “Laureles deportivos”. El Instituto Peruano del Deporte (IPD) tenía hasta hace un año un buscador con los premiados, pero desde hace varios meses se encuentra inhabilitado sin explicación.

En base a un pedido de acceso a la información pública, atendido por José Mario Escudero Vigil, presidente del Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deportes del IPD, se ha podido reconstruir y depurar la lista oficial de todos los laureados hasta el 2018.

En total, se han entregado 901 distinciones a 726 galardonados. La variación se debe a que un grupo selecto ha recibido los laureles en más de una ocasión, como el exkarateca Akio Tamashiro, laureado en ocho oportunidades.

Además, cabe diferenciar a los campeones (a nivel nacional, sudamericano, bolivariano, panamericano, mundial y olímpico) de los deportistas destacados (subcampeones, medalla de bronce o con una trayectoria ejemplar). De todos modos, el valor de unos y otros se reconoce. Sin ánimos comparativos, nadie podría desmerecer el subcampeonato olímpico de vóley en 1988 frente al campeonato sudamericano logrado por la selección peruana de fútbol en 1975, por ejemplo.

Cada proeza, aún sin coronación, tiene su propio mérito, y por eso existen dos categorías de laureles:

1) Gran Cruz: para los campeones mundiales y olímpicos, para los que hayan alcanzado un récord mundial u olímpico o para aquellos que hayan prestado servicios excepcionales por un período no menor de veinticinco (25) años.

2). Gran Oficial: para los segundos y terceros lugares a nivel mundial y olímpico o para quienes hayan prestado servicios excepcionales por un período no menor de veinte (20) años.

La última palabra, en todos los casos, la tiene el Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte, un órgano adscrito al IPD que se encarga de ungir a los candidatos presentados por cada federación deportiva. Al olimpo de los dioses deportivos peruanos se ingresa a través de una oficina que atiende de lunes a viernes de 8 a 5 de la tarde.

https://cdn.knightlab.com/libs/timeline3/latest/embed/index.html?source=18sAsKADaqSwrvusIlhbm71P47tU1pB-98D0WKfS2e-8&font=Default&lang=es&initial_zoom=2&height=650

Los campeones de la patria

Una vez depurada la base de datos oficial, el principal hallazgo es que se han entregado 901 laureles a deportistas calificados: 719 a campeones en los diferentes niveles competitivos. En tanto, los laureles a deportistas destacados (“no campeones”) son un total de 182.

Eso quiere decir que la lista de los “Laureles deportivos” acaba siendo el primer y principal registro —aunque no definitivo— de los títulos internacionales obtenidos por el deporte peruano desde 1929 hasta el presente (el oro sudamericano de Pedro Gálvez en 400 metros con vallas es el logro más remoto consignado en la nómina de condecorados). Más de 90 años de historia victoriosa resumidos burocráticamente en 20 hojas de un pdf.

Un segundo hallazgo debería poner en cuestión el orgullo que supone el fútbol para los peruanos. Nadie duda de su popularidad, pero existen otras disciplinas que han germinado muchos más campeones laureados. El vóley (85), el karate 82, las diversas disciplinas atléticas (67), la vela (54), e incluso el básquet (49) figuran por delante del fútbol (48).

El siguiente cuadro permite conocer el número de laureados campeones por disciplina y tipo de competencia. Un dato a tener en cuenta: 491 de los laureados se coronaron campeones en torneos sudamericanos. Los títulos mundiales, en cambio, no son cuantiosos: 73, con la tabla (19) y la vela (18) por delante.

Y ni qué decir de los títulos olímpicos: apenas tres. El oro en tiro de Edwin Vásquez Cam en Londres 1948, el oro en tenis de mesa de Teresa Chiappo en los Juegos Paralímpicos de Toronto 1976 y los dos oros en paranatación de Jimmy Eulert en Atlanta 96 y Sidney 2000.

https://docs.google.com/spreadsheets/d/e/2PACX-1vTst-zxQ9bjI_NvchcFETW0qwy-r4FFeVJ_RSw111p_Pl5sOHKS4k8oKiBDNCTLuooctRb1VToJ43Ly/pubchart?oid=1949876930&format=interactive

Una vez más: este cuadro está elaborado a partir de la cantidad de laureles entregados a deportistas campeones. Por supuesto, si se añadiera el número de laureles obtenidos por deportistas “no campeones” habría algunas variaciones, pero no muy drásticas.

El sentido de este primer gráfico es determinar las disciplinas más victoriosas en término de títulos internacionales.

Los tiempos cambian

En el caso de la evolución de las distinciones entregadas a lo largo de la historia, la inclusión del número de laureles obtenidos por deportistas destacados sí cobra una mayor relevancia. El repaso año por año de los condecorados, desde 1952 hasta 2018, permite conocer el estado de salud del sistema deportivo nacional.

Las líneas ascendentes y descendentes, con relación al aumento o reducción de los laureados (sean campeones o “no campeones”), termina siendo un indicativo bastante gráfico: los signos vitales del deporte peruano.

Sin duda, la época más vigorosa se dio entre 1973 y 1982. La promoción de múltiples disciplinas por parte de los gobiernos militares de Juan Velasco Alvarado (1968-1975) y Francisco Morales Bermúdez (1975-1980) puede ser una de las razones detrás. Pero este tema requiere un análisis más profundo para evitar simplificaciones.

https://docs.google.com/spreadsheets/d/e/2PACX-1vTst-zxQ9bjI_NvchcFETW0qwy-r4FFeVJ_RSw111p_Pl5sOHKS4k8oKiBDNCTLuooctRb1VToJ43Ly/pubchart?oid=978709995&format=interactive

De vuelta a la lista de laureles entregados exclusivamente a campeones, un cuarto hallazgo resulta muy interesante: 455 de los laureles fueron otorgados a deportistas hombres y 263 a deportistas mujeres.

Evidentemente, la brecha responde a las restricciones históricas que han padecido las mujeres para participar en el mundo deportivo. Sin embargo, puede apreciarse una presencia cada vez más activa de ellas a partir de la década del setenta.

https://docs.google.com/spreadsheets/d/e/2PACX-1vTst-zxQ9bjI_NvchcFETW0qwy-r4FFeVJ_RSw111p_Pl5sOHKS4k8oKiBDNCTLuooctRb1VToJ43Ly/pubchart?oid=185263025&format=interactive

Es cierto que Akio Tamashiro es el campeón más laureado (8 veces), pero detrás suyo figuran campeonas como Magali Conteña (5), Roxana Flores (4), Gladys Eusebio (4) y Rocío Bendezú (4), todas también karatecas como Akio, pero menos mediática y recordadas. ¿Cuántas otras campeonas, y también campeones, permanecen en las sombras de la historia? ¿Por qué no honramos esos títulos ganados?

Un primer paso es esta primera entrega de una serie periodística sobre nuestros campeones que hemos bautizado #PerúCampeón, como la polka compuesta por Félix Figueroa Goytizolo que sirvió para homenajear a una selección peruana heroica y valiente, “que contribuyó a elevar el prestigio deportivo nacional”, según dijo Velasco Alvarado, pero que no llegó a subirse al podio de México 70 ni se coronó en un torneo sudamericano.

<div style="width: 100%;"><div style="position: relative; padding-bottom: 56.25%; padding-top: 0; height: 0;"><iframe frameborder="0" width="1200" height="675" style="position: absolute; top: 0; left: 0; width: 100%; height: 100%;" src="https://view.genial.ly/604814e1fa08980d140e196d" type="text/html" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" scrolling="yes" allownetworking="all"></iframe> </div> </div>

El entrañable Perú Campeón tendría que ser la canción oficial para los más de 500 campeones internacionales que ha tenido el deporte peruano. A eso apuntamos con la serie periodística #PerúCampeón, que incluirá la historia de cada uno de ellos con material inédito y entrevistas exclusivas.

No hace falta remontarse tantos años. La última laureada ha sido Alexandra Grande, la karateca que se bañó en oro a nivel sudamericano, panamericano y mundial. Incluso, muchos antes de volver a alcanzar el cielo en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Una leyenda viva. Su nombre ya se luce en el nuevo frontis del Estadio Nacional.

Pero existen nombres como el de Deborah Koffler, campeona sudamericana juvenil en golf (1977), el de Fina Salazar, campeona latinoamericana de tenis de mesa (1978) o el de Carmen Pequiño, campeona sudamericana de badminton (1989), que siguen siendo desconocidos para el común de los peruanos. Incluso para el propio periodismo deportivo.

Hagan una ejercicio sencillo: coloquen los nombres de estas tres deportistas en el buscador de Google. ¿Cuántos resultados arroja esa búsqueda? Con suerte, cinco o seis menciones, con información tangencial, pero sin los detalles que historias así de fantásticas exigen. Una peruana se ha convertido en la mejor de Sudamérica, América o el mundo, pero solo le dedicamos un pie de página.

Así como alentamos a la selección peruana de fútbol y celebramos sus victorias, toca hacer lo mismo con el resto de disciplinas. Todas representan al Perú. Sin excepción. Por eso Sudor se suma a iniciativas como las de La Blanquirroja, barra oficial del Perú, que desde Lima 2019 decidió respaldar a cada deportistas peruano. A cada futuro campeón. Juegue donde juegue.

Lo que corresponde ahora, además, es homenajear a todos nuestros campeones del pasado. Traer al presente esas hazañas. Recuperar esa memoria. Preservarla.

<iframe width="960" height="706.7976424361493" data-original-width="2036" data-original-height="1499" src="https://www.thinglink.com/card/1425729523562840065" type="text/html" frameborder="0" webkitallowfullscreen mozallowfullscreen allowfullscreen scrolling="no"></iframe><script async src="//cdn.thinglink.me/jse/responsive.js"></script>

Como parte de esta primera entrega divulgamos el registro completo de deportistas condecorados con los “Laureles deportivos”. Se trata de la base de datos ya depurada, elaborada a partir de la información entregada por el IPD. Uno de los compromisos de Sudor es mantener los datos abiertos para que más medios de comunicación se sumen a esta tarea. Aquí no hay primicias, ni contenidos exclusivos.

La memoria deportiva es tarea de todos. Periodistas y ciudadanos.

Una última aclaración: para esta serie periodística estamos tomando en cuenta solo a deportistas calificados. Son 726 en total. Pero en el registro oficial también figuran dirigentes, autoridades, entrenadores, periodistas y filántropos que alguna vez fueron condecorados por su contribución al deporte peruano. Solo ellos superan los 100 apellidos (153 laureles entregados). Por supuesto, tendrán un capítulo aparte.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

La Previa

One love: el primer amor de Bob Marley fue una pelota

Lo último de Blog

0 S/0.00